Bell Ville, Jueves 15 de Noviembre de 2018
 

8 de Noviembre
Bicentenario del sitio de Fraile Muerto

A finales del año 1818 nuestra actual ciudad, apenas siendo una posta fue escenario de un enfrentamiento entre caudillos federales: las fuerzas del cordobés Juan Bautista Bustos y del santafesino Estanislao López.
Luchaban por el dominio total del lugar, ya que la posta de Fraile Muerto era un punto geográfico estratégico comercial con otras provincias, dado que a la vera del poblado se encontraba el camino real. El objetivo era poder tener el control absoluto de la zona.
López buscaba por todos los medios detener a Bustos a fin de evitar el avance hacía Santa Fe, o viceversa, frenar a López que no se adentre al interior de Córdoba, tomando postas a su paso, hasta llegar a la división de caminos, lugar situado en Paso Ferreira (actual Villa Nueva), ya que si tomaba el lugar, dominaba un punto geográfico estratégico de ese momento.
Sobre el desenlace de las acciones, el 4 de noviembre de ese año López tomó la iniciativa, atacando los Litines -posta situada ocho leguas al norte de Fraile Muerto- derrotando el débil asentamiento del lugar y poniendo así en fuga parte de la población, reclutando al resto de la fuerza, ya que el caudilo santafesino se encontraba en inferioridad numérica ante el ejército organizado de Bustos.
Después de haber tomado los Litines, Estanislao López se dirigió con rumbo sur resguardándose al llegar a los meandros del río Tercero, aguardando la madrugada del 8 de noviembre para atacar Fraile Muerto. De esta forma cargó definitivamente sobre el caudillo cordobés utilizando el efecto sorpresa.
Viéndose sorprendido, Bustos no tuvo otra alternativa que atrincherarse con carretas, resguardándose del fuego enemigo y repeliendo el sorpresivo ataque, aunque no pudo detener que López se apoderara de caballos para reforzar sus fuerzas.
Como el santafesino vio la resistencia de Bustos, decidió sitiar la zona por muchos días, intentando varias veces atraerlo a la lucha a campo abierto, meta que no pudo lograr.
Finalmente, López al enterarse del refuerzo armado de 300 hombres que desde Córdoba enviaron para unirse a las fuerzas de Juan Bautista Bustos, el caudillo santafesino decidió emprender su retirada hacía Cruz Alta, abandonando la misión.
Es por eso que esta fecha es importante para los bellvillenses. Recordar este bicentenario para que las nuevas generaciones conozcan la importancia histórica de nuestra ciudad en tiempos pasados, cuando apenas era una simple posta a orillas del camino real.
Prof. Hugo Cristian Chiatti (Centro de Estudios Históricos Bell Ville)

 

   
       
 
Diseñado para Semanario El Sudeste <03537 15660224> Resolución óptima: 1024 x 768 px © Copyrigth 2009-2018