Viernes 27 de Marzo
de 2020
   

Radicado en un país que sufre el coronavirus
Pedro Cachín opina desde España

"No suelo informar ni mucho menos, pero el caso da para la excepción. Como argentino viviendo en Barcelona, tomen conciencia lo más rápido posible en Argentina, a nadie le gusta estar en-cerrado, pero menos seguramente tener riesgo de contagio. Es por ustedes y por todos. ¡Piensen!".
Así se manifestó el bellvillense Pedro Cachín en Twitter ante la crisis por el COVID-19, alertando a sus compatriotas desde España, una de las zonas más afectadas del planeta.
El tenista ahondó: "Estuve en Barcelona desde el inicio del tema y creo que, como en Italia, al principio se menospreció al coronavirus. Se lo tomó como que era con probabilidad de muerte no tan grave y resulta que lo pagamos, porque ahora estamos todos en cuarentena. Las sanciones por salir de la casa sin razones válidas son con multas de hasta 800 euros".
De la situación en nuestro país, opinó que "se están haciendo bien las cosas. Aún se está a tiempo. Si se lo toma en serio desde un principio es mejor. Estar en cuarentena no es estar de vacaciones y no debe llegarse al punto que se alcanzó en Europa".
"Este parate me afectó como a todos en general, aunque en el caso de los tenistas es como si todos nos hubiésemos lesionado al mismo tiempo. En mi caso me perjudica mucho, dependo de jugar para mantenerme, si no lo hago no sumo puntos, entonces no facturo y así no puedo mantener mi economía", añadió nuestro deportista ante una pregunta de la agencia de noticias Télam.
LO COTIDIANO
Pedro reveló que únicamente entrena la parte física para mantenerse lo mejor posible hasta que pueda volver a tomar una raqueta para practicar en una cancha de tenis, siendo que en la actualidad están todos los clubes cerrados.
"Apenas he salido para ir al supermercado. A nadie le gusta estar encerrado por temas que no dependen de uno, pero hay que tomárselo en serio porque se trata de un virus con alto poder de contagio", recomendó.
Con el tenis mundial paralizado automáticamente por seis semanas desde el 12 de marzo debido a la pandemia, Cachín aparece en el puesto 372 del ranking de la ATP.
Este año llegó a los octavos de final en el Córdoba Open en Argentina, a las fina-les de los ITF de Murcia (España) y Antalya (Turquía), conquistando un título en Mallorca.

...............................................................................................................................................................................................................
Correr en el Champaquí al amanecer

Más de 3000 corredores fueron de la partida en esta singular competencia de trail. En todas sus distancias se sufrió el calor agobiante de esa jornada veraniega.
A mí me tocó correr los 68 kilómetros, antes de la partida se decía por ahí, que eran duros; más que eso, luego de correr, digo: durísimos.
La largada fue fijada para las 5 de la madrugada del domingo 8 de marzo. Allí estábamos unos 300 corredores (50 y 68 km).
Salimos con una temperatura ideal para correr, luego al transcurrir el día se iría poniendo cada vez más duro, caluroso. Una jornada intensa, que dejó mucha gente deshidratada.
Mi llegada en 13 horas, 47 minutos (oficial) para hacer podio en categoría por edad (3º), con buenas sensaciones y "a tope".
El recorrido en 68 kms. La salida fue desde el Balneario Municipal a los 915 msnm, fue controlada, 400 metros de asfalto, seguimos por un camino de ripio para ingresar al portal de la estancia de montaña La Constancia, hasta llegar al casco de la misma y el primer PA, Km 6,2, desnivel positivo 592.
Luego nos introducimos en un bosque de pinos, para montarnos sobre una huella de herradura técnica con 7 km. de subida llamada la "Cuesta de las Cabras", con un desnivel positivo de 1250, y fuimos hacia el Filo, en el camino Los Linderos donde estaba el PA 2, Km 12,5, ahí estuvo el primer corte de los 68 km, 6 horas (siendo las 11 del domingo) para recorrer los 12,5 km con 1842 de positivo.
Seguimos en carrera dirigiéndonos por el Filo hacia el norte por el camino de Los Linderos. Allí ingresamos a la puerta del Filo, bordeando el cerro Las Lajas, por una huella de mula, que es la ruta de los cargueros de los puestos.
Bajamos 1,5 km. y tomamos la huella turística que sube hacia la cumbre del cerro Champaquí pasando por Las Cuevas, El Callejón, La Cruz, y subimos por Los Toboganes, para hacer cumbre en el banquito de la parte más alta del techo de Córdoba, Cerro Champaquí 2884 msnm. Km. 18 de Carrera.
Tomamos rumbo sur regresando por una huella hasta el playón de Los Linderos, seguimos al sur por este camino, hasta encontrarnos con la entrada de la Cuesta de las Cabras y con el PA 3 que fue el mismo que el 2 (Km. 22), 550 metros de desnivel positivo.
En este lugar hicimos un descenso largo y técnico hasta el bosque de pinos, siguiendo una huella técnica hasta el Puesto Viejo y al salir nos encontramos con el PA 4 (Km. 32,4), 50 de positivo y -1473 de desnivel.
Partimos desde la estancia La Constancia para arrimarnos al pueblo, donde se encontraba el segundo corte de los 68 km (Km. 34), 2320 positivo.
Luego transitamos por la Quebrada de Ambrosio por un cruce de arroyo cristalino, nos encontramos con un camino de rodado para tirar de vuelta para el oeste hasta el puesto de FerreyraPA 5, (40,6 km), con un positivo de 500 m, donde fue el tercer corte de carrera, 2820 positivo).
Seguimos en carrera rumbo Este para montarnos en la huella del Cercado, una cuesta de 7,9 km con 1400 positivo, donde se encontraba el PA 6 (Km. 48,5).
Allí hicimos un descenso de dos kilómetros muy técnicos para seguir bajando por una huella ancha de hormigón llamada la Cuesta de las Antenas, y volver de vuelta al puesto Ferreyra en el Km. 57,9 con 130 de positivo y -1421 de negativo, rumbeamos hacia la llegada por un camino ancho de rodado, dejamos el camino de rodado y nos metimos en una huella, para bajar por el cerrito La Cruz y encontrarnos con el último PA, el Nº 8 (Km. 64,8 con 60 de desnivel positivo, y de allí los últimos 2,5 kms. hacia la llega-da (con 100 de positivo), donde por un arroyo ingresamos al Balneario, por la parte de atrás.
Por JUAN RICARDO FERRERO

................................................................................................................................................................................................................
Laboratorio de biomecánica y obras en el Kempes
Córdoba renueva su polo deportivo

Un viejo anhelo de quienes forman parte de la Agencia Córdoba Deportes y de su Centro de Alto Rendimiento Deportivo (CARD), se cumplió el pasado 12 de marzo la inauguración del laboratorio de Biomecánica.
Está destinado a la evaluación, diagnóstico e investigación de la pisada, marcha y postura; basado en un trabajo con bases posturales y en la biomecánica deportiva, ciencia interdisciplinaria que estudia la práctica deportiva para mejorar su rendimiento, prevención de lesiones, desarrollar técnicas y diseñar equipamientos deportivos de alta prestación.
Permite que las evaluaciones se realicen adaptadas a la necesidad de cada persona con diferentes tecnologías, para llegar a un diagnóstico preciso.
Acorde a la época. Héctor Campana, titular de la Agencia Córdoba Deportes, expresó su satisfacción por el nuevo espacio. "Estoy muy contento. Este Centro de Alto Rendimiento es un orgullo para el Gobierno de la Provincia de Córdoba. La tecnología se ha metido de lleno en el deporte, en todo sentido; en la evaluación, en la recuperación, en la programación de los entrenamientos, en medir cómo rinde físicamente un deportista, las técnicas, la posición, la postura y muchas cosas que podremos medir a través de este laboratorio", expresó.
Destacando el trabajo que realizan los profesionales del CARD, agregó: "Son los que mantienen este lugar con toda su dedicación. En este período queremos dar un salto de calidad, brindarle más elementos y más herramientas a nuestros deportistas para que tengan un mejor rendimiento".
Las acciones del nuevo laboratorio se llevaron a cabo junto con la empresa Moplex. Su director, Luis Salomón, explicó la utilidad y sus características: "El objetivo de este laboratorio es brindarle a los deportistas un espacio donde puedan venir a evaluarse, utilizando tecnología de lo más avanzada".
"Estamos a la altura de muchos países de Latinoamérica y somos pioneros en evaluaciones. Es un equipo multidisciplinario de profesionales de la salud en constante formación", señaló.
Para todos. El uso del laboratorio del CARD estará orientado a deportistas de mediano y alto rendimiento, pero también estará abierto a la comunidad en general según informan los responsables.
Evaluación biomecánica de la marcha y la carrera, baropodometría estática y dinámica, evaluación postural y miembros inferiores, podoscaner 2D y 3D, estabilometría y plantillas computarizadas, son las pruebas y estudios que se podrán realizar de ahora en más.
MAS TECNOLOGÍA
En el mismo ámbito, y pese a la postergación de la Copa América (originalmente se disputaría a partir de junio; será en 2021) que lo tenía como una de las sedes, el estadio "Mario Alberto Kempes" continúa en plena obra.
Persiste el compromiso de trabajar para que el campo de juego luzca y se mantenga en las mejores condiciones, llegando la pasada semana las semillas para poder realizar el resembrado y una máquina nueva especial que sirve para hacer aireación del terreno en profundidad.
Esto permitirá mejorar la infiltración y el desarrollo radicular del césped. Respecto a esta útil y moderna herramienta, se comunicó que estará disponible para los clubes que necesiten realizar este trabajo.
Además llegaron los módulos con los cuales se conformarán las nuevas pantallas led.
Cabe recordar que el Polo Deportivo Kempes se encuentra cerrado hasta el 31 de marzo, desarrollando sólo labores de mantenimiento imprescindibles.

................................................................................................................................................................................................................
La pelota más grande
Otro invento bellvillense

Como una opción de lectura en esta dura realidad en que nos sume el coronavirus, el diario Clarín propone en su versión digital una sección denominada "Historia para pasar la cuarentena", la que contiene un artículo que comprende a nuestra ciudad y su intenso vínculo con el fútbol.
El reflejo periodístico, con el título "La pelota más grande del mundo, un invento argentino", es para la fábrica Bell Ville Club y su propietario: Jesús Ramón Cairo, que sabiendo de un balón gigante construido en Colombia, se propuso algo similar hasta quedarse con el récord.
A continuación, El Sudeste sintetiza lo más saliente sobre esta historia que en Internet se ha puesto a disposición de los lectores, mediante la corresponsalía en Córdoba del periodista Ramón Gómez:
Pelota chicas, pelotas grandes. ¡Qué pelotas las de Fernández! El viejo eslogan que se escuchaba en las canchas de fútbol allá lejos y hace tiempo, no faltaba a la verdad. O sí... La casa de deportes Fernández tenía todas las pelotas que a uno se le podía ocurrir. Pero jamás de los jamases tuvo la pelota más grande del mundo.
Esa pelota gigante, enorme, es un invento argentino. No podía ser de otro modo. Y hay que viajar hasta Bell Ville, para encontrarla. Claro, no podía estar en otro lado que no fuera la Capital Nacional de la Pelota.
Este esférico, al impreciso decir de José María Muñoz, tiene un diámetro de 2,50 metros y un perímetro de 7,85 metros. Pesa 30 kilos, está hecho de poliuretano y ¡fue cosido a mano! Se necesitaron pinzas especiales para la costura, cuenta con un diseño original y es una creación de Jesús Ramón Cairo y su familia.
La historia de Bell Ville y las pelotas de fútbol no es nueva. Su hijo dilecto es Mario Alberto Kempes, el Matador, la gran figura de la Selección Argentina que ganó el Mundial en 1978. Y tampoco es nueva la historia de los Cairo, cuya fábrica tuvo el honor de hacer las pelotas para Diego Maradona cuando por Canal 13 realizó "La noche del 10".
O cuando logró la réplica perfecta de la pelota de tiento que todos admiran, especialmente aquellos que hace tiempo peinan canas.
Cairo es un ciudadano genuino de Bell Ville. Desde que tiene memoria siempre tuvo la idea fija de vender pelotas. Hasta salió a comercializarlas por las calles de las principales ciudades del país. La fábrica se llama ahora "Bell Ville Club" y la idea de construir la pelota más grande del mundo comenzó a gestar cuando un amigo le contó que en Monguí, un pueblito de Colombia cuya principal industria es, al igual que Bell Ville, la manufactura de balones, se había empezado a armar una pelota gigante.
El objetivo era llegar al libro de Guinness de los Récords. Y lo consiguieron al armar una de 1,90 de diámetro y un perímetro de 5,996. Cairo le cuenta a Clarín que apenas se enteró lo de Colombia comenzó a diseñar una pelota más grande.
El proyecto tardó seis meses. "Me saltó la sangre de Bell Ville. Para mí es un orgullo haber nacido en esta ciudad. Por eso asumí el desafío de hacer la pelota más grande del mundo. No sabía cuánto iba a tardar, pero ya había tomado la decisión de fabricarla", relata.
"La tarea no fue sencilla porque los gajos del cuero eran tan grandes que los panales se prismaban o se planchaban. Por eso debimos hacerle un tratamiento químico de todos los elementos y materiales. Además, un amigo francés me ayudó a hacer la cámara, que requería un material especial, y la válvula para inflar la pelota. ¡Para inflarla demoramos más de cuatro horas!
Ahora, con una nueva válvula, necesitamos no más de 10 minutos. Pero logramos hacerla y soy un tipo de feliz del mundo. Por la gente que colaboró. Y por mi familia que siempre me acompañó. Todos nos abrazamos frente a la pelota más grande del mundo", dijo Cairo en su entrevista con el medio nacional.
El empresario vende miles de pelotas por mes como en San Lorenzo, Talleres y la Liga Cordobesa de Fútbol. Y hay más por todos lados, porque Cairo realiza donaciones para instituciones que las necesitan. Una vez, se entregaron 3.000 pelotas para la Fundación Minetti, una ONG cordobesa.
"Lo más importante es que nuestra empresa sigue creciendo en el país", resalta Cairo, para quien el orgullo de su familia es ver una pelota rodando en una cancha y además, ser los creadores de la pelota de fútbol más grande del mundo.

................................................................................................................................................................................................................
Símbolo de unidad más allá de las diferencias
Club River: A tres años de su primer centenario

Aquel sábado otoñal por excelencia (25 de marzo de 1923), la lúcida frescura mental de 24 jóvenes y 10 mayores, dieron a luz la cuarta institución deportiva de Bell Ville: El Club A. y B. River Plate, que está cumpliendo 97 años de vida.
Nació bajo el signo del fútbol, adquirió a los pocos años una personalidad deportiva que lo llevó a emerger en una barriada calificada y populosa, que comenzó a exigirle pautas diferentes, en lo deportivo como en lo social.
Mientras el fútbol seguía siendo su esencia, paralelamente plasmaba objetivos de infraestructura resonantes, que tenían un formidable apoyo comunitario: el 25 de marzo de 1930 inauguraba la cancha de fútbol en el tradicional lugar.
En el décimo aniversario, el festejo radicó en la primera parte de la sede social (año 1933) y cinco años después (marzo de 1938) plasmaba la segunda en su 15º aniversario.
Las contingencias económicas no le permitieron en el cumple Nº 20, hacer realidad la imponente sede que se pudo concretar un año después (el 26 de marzo de 1944) con festejos de toda índole, donde la utopía de la flamante obra se apoderó de los corazones y las mentes de sus simpatizantes.
El 40º aniversario tuvo una proyección de una semana, del 22 al 29 de marzo de 1963, siendo el motivo central la inauguración oficial del imponente gimnasio.
El "Baile de Gala" amenizado por dos orquestas llegadas especialmente para el festejo: las de Francisco Canaro y Feliciano Brunelli, nada mas ni nada menos; un equipo de básquet que imitaba a los Globetrotters; el Provincial de Vóley mayores va-rones y un cuadrangular de Cesto Interprovincial.
Calificada participación en la creación de la Liga Bellvillense de Fútbol y más en el orden deportivo al ser el primer campeón oficial en 1928 (obtenido en forma invicta), y a partir de ese momento y por 15 temporadas fue el "mandamás" absoluto: subcampeón en 1929, campeón en 1930, subcampeón en los torneos únicos de 1934 y 1938 y las tres vueltas olímpicas más recordadas: 1940, 1941 y 1943.
Debieron pasar 32 años para concretar la sexta (1975), y así entrar en una "sequía" de 45 temporadas que desveló a directivos y asociados.
Pero hablar de las "Bochas de River" es incursionar de manera imperativa en ese esfuerzo maravilloso e inigualable que es el máximo orgullo institucional. Desde aquel primer torneo argentino individual en Junín en 1953, donde su representante José Donato Ghío, iniciaba el hilo de una historia refulgente, conmovedora y triunfalista.
El maestro por excelencia, lograría en 1957 en Montevideo (Uruguay), apoderarse de los tres títulos mundiales (individual/pareja/terceto) para provocar una algarabía sin precedentes -ya de toda la ciudad- que desembocaría en el 24 de marzo de 1958 (aniversario 35º), donde toda la inquietud visionaria y de gratitud para el campeonísimo en una emotiva jornada que nunca olvidaremos, se plasmaba con la inauguración del estadio, techado totalmente, que llevaría su nombre para la posteridad.
Aquella historia se revive todos los años, a partir de 1977 con la edición del  "Armando Ferrari", hoy considerado el máximo torneo individual del país, que el 9 y 10 de mayo alcanzará una plenitud de 44 años de disputa.
Al considerar la realidad social de la entidad, decimos que la actividades del pádel, patín, cesto, fútbol Infantil y mayor, forman parte de esa interrelación comunitaria tan necesaria que el club la mantiene, con mucho costo y sacrificio.
Nos insertamos en la historia de los 97 años, para decir que 27 fueron los presidentes que supieron afrontar con hombría y lealtad la difícil misión, destacando una prolija conducta individual que posibilitó este camino próximo al centenario.
Hubo un hombre que hizo posible solucionar todos los problemas que se presentaban en el desarrollo y concreción de la obras. Hubo un hombre que le robó tiempo al tiempo. Hubo un hombre que hizo factible lo imposible relativo a las finanzas.
A él, Mateo Jesús Elúa, siete presidencias y las respectivas comisiones le agradecieron su ejemplar actividad, porque 38 años como tesorero se honran por capacidad, honradez y dedicación; fue una historia viva de esa magia de la gran conducta y amor incondicional a su club.
La historia del nombre y los colores lo resumimos en un pasaje del artículo publicado en la desaparecida revista El Gráfico: "De locos: en Bell Ville hay un equipo que se llama River, pero juega con camisetas con los colores de Boca".
Juan Carlos Licari

 

Diseñado para Semanario El Sudeste <03537 15660224> Resolución óptima: 1024 x 768 px © Copyrigth 2009-2020