Jueves 16 de Julio de 2020
 

"Patria es el otro"

Esta frase, que se la atribuyen a Cristina Fernández de Kirchner, sea o no de su autoría original, se ha transformado en una verdadera consigna o lema de los kirchneristas y según puede interpretarse, encierra en sí misma un concepto fundamental de "solidaridad" y de identificación con el prójimo, pero creo también que bien podría hacerse extensiva a los conceptos de "igualdad" e "inclusión", todas palabras muy utilizadas tanto en el discurso como en el relato kirchnerista.
Y son palabras con cuyo significado nadie podría estar en desacuerdo y ésos significados de cada una, y todas en su conjunto, son extremadamente necesarios para cualquier sociedad que aspire a una convivencia mínimamente equilibrada y civilizada en los aspectos más humanos.
Ahora bien, si en éste contexto de utilización casi oficial del lema "Patria es el Otro", les decimos a los jubilados de la mínima -cuyos haberes están congelados por este mismo gobierno- que "El Otro es Boudou", ¡¡¿¿de qué clase de Patria estaríamos hablando??!!...
Teniendo en cuenta que la "solidaridad" es uno de los pilares fundamentales del sistema jubilatorio y/o previsional argentino, que a un delincuente común de la peligrosidad de Boudou, doblemente condenado y confirmado, desde el propio Estado y a través del actual Gobierno, además de haberlo "premiado" la Justicia con prisión domiciliaria, el mismísimo "Chino" Zannini le haya dictado una resolución para que de manera vitalicia cobre $400.000 por mes y pueda reclamar un retroactivo de 17 millones de pesos, que seguro se los van a reconocer, no sólo es repugnante e indignante para una inmensa mayoría de los argentinos, sino que además, se transforma en una verdadera burla o afrenta, que por otro lado desde el kirchnerismo se siga hablando de "solidaridad", de identificación con el prójimo, de "igualdad" o de "inclusión".
Y si también les decimos a los jubilados de la mínima, cuyos haberes están congelados por este mismo Gobierno, que "El Otro es Cristina", ¡¡¿¿de qué clase de Patria estaríamos hablando??!!... cuando además de su dieta como Vicepresidente de la Nación, cobra la pensión de Presidente de su marido y le está reclamando al Estado "su" jubilación por haber sido ella también Presidente, que seguro se la van a reconocer y con la cual alcanzaría la suma mensual de $867.000; aún cuando está expresamente prohibido que una persona que cobra una pensión de su cónyuge por haber sido Presidente, perciba al mismo tiempo su jubilación por haber ocupado el mismo cargo, obligándola a optar por uno u otro beneficio.
Todos sabemos, aunque algunos prefieran ignorarlo o mirar para otro lado, que la fortuna incalculable de la viuda de Néstor Kirchner y sus hijos, en parte reconocida por ambos incluso en sus declaraciones juradas ante la AFIP, jamás pudo ser amasada mediante trabajos lícitos en la vida privada, por más "exitosos" que pretendan haber sido, ya que por otra parte, ellos han ocupado cargos públicos desde hace ya más de 30 años, con sueldos que nunca les hubieran permitido "ahorrar" como para acumular semejante patrimonio.
Estos hechos recientes que como tales no son meras opiniones ni menos versiones de la oposición sino simplemente "eso", hechos concretos, constituyen entre tantísimos otros nada más y nada menos que la "contracara real" del kirchnerismo en su estado más puro, que sólo es una "mentira gigantesca" construida por una dirigencia política, sindical y social, absolutamente inescrupulosa, mafiosa y delincuencial, sobre la base fundamental de la utilización de causas nobles, como la de la necesidad de asistir a la pobreza desde el Estado y el Gobierno y la de la defensa de los Derechos Humanos, entre muchas más, a todas las cuales las han profanado, bastardeado y corrompido sin límites, con el único objetivo de multiplicar hasta el infinito sus fortunas personales, al mismo tiempo que multiplican sin límites la pobreza, asegurándose de esa forma la base electoral que los sostiene, para mantener su poder e impunidad.
Gustavo Hernández
.........................................................................................................................................................................................

PYMES y Exportación
Enfrentando un nuevo escenario global

En tiempos de pandemia el mundo se encuentra en una situación muy delicada -como nunca antes visto- colocando en el centro a la "población mundial", la cual debe lidiar día a día con dos grandes temas: salud y economía.
Actualmente, ambos temas se encuentran fuertemente ligados el uno al otro debido a que los países necesitan contar con una población saludable para poder hacer funcionar su matriz productiva y al mismo tiempo, las personas necesitan trabajar para poder sustentar sus hogares.
Este nuevo escenario ha generado grandes preocupaciones al mundo empresarial nacional mayoritariamente, al no poder mantener en forma adecuada su empresa, cumplir con los empleados y proveedores y, por último, cubrir los compromisos comerciales asumidos previamente.
Aun así, a esta ecuación le faltan varios factores a considerar y que agobian continuamente a las pymes: tributos, nuevas exigencias, protocolos de gestión, entre otros. En forma paralela, también es verdad que hay empresarios que se han visto beneficiados por la actual contingencia, en forma directa o indirecta, como lo son los sectores de alimentos, limpieza o de salud.
Preparación de las empresas argentinas en épocas de pandemia. Una de las palabras más utilizada últimamente es "resiliencia" -capacidad que tienen las personas para adaptarse positivamente a situaciones adversas- y, por ende, las empresas han comenzado con dicha adaptación para no desaparecer del mercado. Y a nivel internacional, no es la excepción.
Es verdad que los niveles de intercambio comercial para el corriente año van a tener una caída cercana al 18% debido al enfriamiento de los mercados internacionales, pero está situación no es motivo para que el sector exportador se quede inactivo o avizorando un escenario desalentador. Por el contrario, las pymes deben comenzar a analizar el nuevo escenario internacional que deberá afrontar en un mediano y largo plazo.
A modo de ejemplo, algunas empresas exportadoras han comenzado a cambiar sus modelos de negocios tradicionales con los cuales habían conquistado clientes y mercados hasta hace unos meses atrás; otras compañías han comenzado a desarrollar nuevas formas de pagos parcializadas con la finalidad de no perder al cliente o para evitar asfixiarlo financieramente.
De igual manera, existen empresas que aprovechan para capacitar al personal mejorando sus habilidades profesionales (online), desarrollan nuevas estrategias comerciales e inclusive, mejoran su sitio web y/o la imagen corporativa de la compañía.
La pandemia ha puesto a prueba una serie de acciones empresariales, de las cuales ya se estima que cerca del 35% de los empleados de las empresas seguirán trabajando en un formato home office (desde casa), acarreando de esta forma una serie de beneficios tanto para el empleado como para el empleador.
A pesar de que Córdoba sigue siendo una de las tres principales provincias exportadoras del país (1ª durante el primer cuatrimestre del año), sus empresas han comenzado a considerar que existen ciertas restricciones para poder importar insumos, parte y piezas que se incorporan directamente a la producción final.
Es por ello que la Argentina debe poner mayor énfasis en reconciliarse con los mercados externos, debido a que en la actualidad es uno de los países con menor participación dentro del comercio internacional, alcanzando apenas un pobre 0,30 por ciento.
El nuevo escenario internacional. En el ámbito internacional, este escenario ha comenzado a tener una serie de cambios que son importantes a considerar por el sector exportador argentino, destacándose la colocación de China en el ojo del huracán y lo cual ya le ha traído roces con grandes potencias como Estados Unidos, Japón e India.
Pero uno de los casos más resonantes y que ha generado profundas grietas en las relaciones comerciales de ambos países, es el caso de China y Australia.
A fines de abril, el gobierno de Australia solicitó formalmente una investigación a China respecto al origen del coronavirus, lo cual enfureció mucho al gobierno chino.
Días después, este último emitió un comunicado indicando el por qué sus habitantes deberían comer carne y tomar vinos de origen australianos.
Al mes siguiente China siguió con su campaña comercial contra Australia, suspendiendo a cuatro grandes frigoríficos, aludiendo problemas de salud.
Por si fuese poco, el país asiático continuó con el aumento de aranceles en más del 80% a las importaciones de cebada australiana, como parte de una investigación antidumping.
A pesar de que China es el principal socio comercial de Australia (alcanzando un monto total de US$ 214.000 millones so-lo en el 2018), esta guerra comercial recién comienza y como se dice "a río revuelto, ganancia de pescadores", por lo que habrá que estar muy atentos a las nuevas oportunidades que vayan apareciendo en estas controversias internacionales, principalmente en el sector cárnico.
Con cierto grado de incertidumbre, los diferentes gobiernos del mundo especulan que para el segundo semestre podría iniciarse un repunte de los niveles de exportación, siempre y cuando no aparezcan nuevos brotes del coronavirus.
Vamos hacia un mundo más pobre, con menos intercambio comercial y con mayores exigencias internacionales respecto a los estándares de calidad, pero debemos recordar que "en las crisis siempre se encuentran las mejores oportunidades", solo depende de nosotros encontrarlas.
Por Walter Gudiño-MBA, Ing. en Comercio Exterior, Analista y Consultor en Negocios Internacionales

 

   
       
 
Diseñado para Semanario El Sudeste <03537 15660224> Resolución óptima: 1024 x 768 px © Copyrigth 2009-2020