Jueves 10 de Septiembre de 2020
 

Lucha contra el cambio climático
Principalmente se juega a nivel local

Cuando la crisis del Covid-19 haya pasado, habrá mucho trabajo que hacer en nuestro país: reconstruir una economía seriamente deteriorada, recomponer una sociedad con altas tasas de pobreza y de desempleo, evitar la deserción escolar, disminuir los niveles de inseguridad y consolidar la cohesión social para potenciar la capacidad regenerativa de un tejido dañado.
En cuestiones ambientales, el trabajo debe ser constante y sostenido para hacer posible el cambio que necesitamos. Y las ciudades juegan un rol esencial en la protección del ambiente.
El desarrollo sustentable o sostenible es un concepto definido como el desarrollo que satisface las necesidades de la generación presente, sin comprometer la capacidad de las generaciones futuras de satisfacer sus propias necesidades.
Nuestra Constitución Nacional recepta la filosofía del desarrollo sustentable en su artículo 41, el cual expresa que "Todos los habitantes gozan del derecho a un ambiente sano, equilibrado, apto para el desarrollo humano y para que las actividades productivas satisfagan las necesidades presentes sin comprometer las de las generaciones futuras; y tienen el deber de preservarlo. El daño ambiental generará prioritariamente la obligación de recomponer, según lo establezca la ley. Las autoridades proveerán a la protección de este derecho, a la utilización racional de los recursos naturales, a la preservación del patrimonio natural y cultural y de la diversidad biológica, y a la información y educación ambientales. Corresponde a la Nación dictar las normas que contengan los presupuestos mínimos de protección, y a las provincias, las necesarias para complementarlas, sin que aquellas alteren las jurisdicciones locales. Se prohíbe el ingreso al territorio nacional de residuos actual o potencialmente peligrosos, y de los radiactivos".
El desarrollo y el ambiente no pueden concebirse de modo separado, están inevitablemente ligados, ya que el desarrollo no se mantiene si la base de recursos ambientales se deteriora y el medioambiente no puede ser protegido si el progreso no toma en cuenta las consecuencias de la destrucción ambiental.
El desarrollo sustentable debe verse como un proceso que requiere una evolución simultánea de cuatro aspectos interrelacionados: económico, social, ambiental y tecnológico.
Existen numerosas materias sobre los que pueden actuar los municipios en relación con el cuidado del ambiente y respecto de las cuales no es necesario esperar la reacción de otras esferas de gobierno. Entre las principales, podemos citar las siguientes: erradicación de basurales a cielo abierto, tratamiento y disposición final de residuos y líquidos cloacales, desarrollo de energías renovables, impulso a la formación de ecobarrios, forestación y jardines compartidos, implementación de medidas tendientes a minimizar la contaminación del aire así como la sonora y la visual, cuidado estricto de los cursos y espejos de agua así como de la biodiversidad y las reservas naturales, promoción de mercados que comercialicen alimentos orgánicos provenientes de granjas de cercanías y establecimientos locales, emplazamiento de ecoparques industriales y difusión masiva de campañas educativas y de concientización sobre el cuidado del ambiente.
Las municipalidades tienen un rol primordial en el diseño de un plan estratégico de desarrollo sustentable local y en proporcionar información para su seguimiento y revisión. Y de manera colectiva, todos los ciudadanos y organizaciones pueden contribuir a comunicar y alcanzar estos objetivos, fortaleciendo las alianzas para su ejecución. Incorporando, de este modo, todos los valores y principios del desarrollo sustentable a la cultura local.
Lograr acuerdos estratégicos entre todas las fuerzas políticas y actores sociales y económicos de una comunidad para alcanzar el progreso inclusivo respetando el medioambiente, puede marcar un hito importante para una ciudad al ponerla en un curso integrador y sostenible.
Si todos trabajamos juntos, tenemos la oportunidad de cumplir las aspiraciones de paz, prosperidad y bienestar, preservando nuestro planeta para nosotros y para las próximas generaciones.
Carlos Augusto Centeno

 

   
       
 
Diseñado para Semanario El Sudeste <03537 15660224> Resolución óptima: 1024 x 768 px © Copyrigth 2009-2020